¿Qué tendrá que ver la despedida de Aritz Aduriz del Athletic Club con el Comercio Minorista?

Digitalización Retail

Vista previa(abre en una nueva pestaña)

En estos pasados días se ha hablado mucho de la despedida de Aritz Aduriz del Athletic Club de Bilbao, trascendiendo fronteras de manera que, hasta el diario The New York Times, se ha hecho eco de la noticia, con una bonita entrevista al jugador, publicada a toda página.

Explica el mencionado articulo, que el Athletic Club es una excepción en el “hiperglobalizado mercado del futbol mundial que solo ficha a jugadores nacidos o formados en el País Vasco”, el propio Aduriz explica que es “Un equipo de barrio compitiendo en el mundo”.

Esta bella historia, esta especie de David contra Goliat, que enamora a aficionados al futbol de todo el mundo, se repite en nuestras ciudades, barrios y pueblos todos los días del año, con menor trascendencia y mucha peor fortuna, en cada Comercio Minorista.

Cada comercio es un equipo de barrio, que compite en el mundo.

A diferencia del deporte, en el que la competición se separa en diferentes ligas locales, regionales, nacionales e internacionales, en la competición del comercio (y esta reflexión me la hacia una persona con más de treinta años de experiencia en el sector minorista), solo existe una “Liga” y es de nivel mundial.

¿Se imaginan que el Bayern de Múnich pudiera abrir una “franquicia” en La Liga o que Los Angeles Lakers pudiera hacer lo mismo en la ACB?

En este formato de mercado global compite cada Comercio Minorista de su barrio y lo lleva haciendo desde hace años. Pero no lo aguanta todo, por ello la caída sostenida del número de comercios independientes en España en los últimos 12 años. Más de 57.000 desde 2008.

El Comercio Minorista compite con Zara, Primark, Burger King, McDonalds, Ikea, Sephora, Leroy Merlin, Decathlon, Vitaldent y otros tantos. 

En esta competición hay hechos ciertos que hacen que el Comercio Minorista compita en peores condiciones que las grandes cadenas. El proceso de digitalización es un ejemplo de ello. La digitalización depende  fundamentalmente de dos factores fundamentales, la capacidad para abordar las inversiones derivadas del proceso y contar con personas formadas para planificarla y llevarla a cabo. Las diferentes capacidades se traducen en que la diferencia entre Pymes y grandes empresas, con las microempresas del sector, en el uso de las TIC es apabullante. Lo que se traduce en perdida de competitividad.

Y llega la crisis del covid-19 y desde la Administración Púbica y los Agentes Sociales, se asume como un hecho irremediable que entre un 20 y un 30% del Comercio Minorista, no volverá a abrir la persiana.

Si el Comercio Minorista no vuelve a abrir la persiana, no será por el covid-19 si no por el abandono institucional que lleva sufriendo años y sufre actualmente, especialmente en el ámbito local.

Los millones de “equipos de barrio”, que tenemos en nuestras ciudades y pueblos lo necesitan y lo merecen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.